Our website uses  cookies for statistical purposes.

Our Articles

Abrir una sucursal en Bélgica

Abrir una sucursal en Bélgica

Una sucursal constituida en Bélgica debe llevar el mismo nombre que la sociedad matriz y no se considera una entidad legal. El nombre comercial de la sucursal puede diferir de la denominación registrada y puede ser o no raportado en el registro. La empresa matriz lleva toda la responsabilidad por las acciones de la sucursal.

Sólo en una área específica de actividades se solicita un permiso de negocio antes de comenzar las operaciones (todo lo relacionado con los seguros, la banca, la industria farmacéutica, etc.)

Dependiendo del área de registro, los documentos relacionados con la sucursal deberán redactarse en uno de los idiomas oficiales de Bélgica (neerlandés, francés o alemán).

No es necesario que el representante legal de una sucursal abierta en Bélgica tenga la nacionalidad belga, pero se recomienda ser basado ahí (dado que todas las actividades de la sucursal tienen lugar ahí) .

Una sucursal registrada en Bélgica tiene ciertas ventajas, ya que no hay un capital mínimo solicitado en el momento de la creación. Además, no hay impuestos sobre las ganancias de capital.

El proceso de registro de una sucursal en Bélgica se ha simplificado mediante la introducción de un organismo centralizado utilizado para el registro de las empresas, el registro a la IVA y a los impuestos específicos.

Los siguientes documentos deben ser legalizados por un notario del país extranjero y luego traducidos en una de las lenguas oficiales por un traductor autorizado belga: una copia del certificado de registro de la empresa extranjera, la escritura de constitución y la decisión de abrir una sucursal.

El balance del año anterior también debe ser traducido y publicado en el Diario Oficial belga y registrado en el Banco Nacional de Bélgica.

Además de lo anterior, la empresa extranjera debe proporcionar también la decisión de nombramiento del representante de la sucursal y sus datos personales.

Estos documentos deberán presentarse al Tribunal Comercial y luego en el Crossroads Bank for Enterprises. La inscripción en el Crossroads Bank for Enterprises es posible mediante la presentación de la documentación con el organismo único para el registro de las empresas.

El Crossroads Bank for Enterprises emitirá un número de registro, el número de IVA y la conexión con una agencia de nómina.

La nueva sucursal puede iniciar sus actividades comerciales tan pronto como reciba el número de registro y la incorporación de la misma es publicada en el Anexo al Boletín Oficial belga.

Todo el proceso no dura más de unas pocas semanas si todos los documentos solicitados se entregan a tiempo y correctamente.